Uso de mapas antiguos en genealogía

Uso de mapas antiguos en genealogía
Los mapas antiguos pueden ser de gran utilidad para localizar estados, localidades, barrios o calles que con el devenir del tiempo y los acontecimientos históricos fueron cambiando de nombre, por ejemplo:

    - Cómo ayudan los mapas en genealogía? 
    - Mapas de Italia en la antigüedad. Colección de Mapas de David Rumsey, una maravillosa colección de mapas antiguos de todo el mundo, con más de 15.000 mapas digitalizados. Los mapas se pueden buscar por orden alfabético o por categorías. Si elegimos un país, los mapas se pueden consultar también por autor o fecha en que fueron elaborados. La Colección de Mapas Históricos David Rumsey es una de las colecciones privadas más grandes.
    - Mapas Históricos en Google Maps - Mediante un proceso llamado "georeferenciación", el mapa antiguo es superpuesto al mapa actual, así podemos ver los cambios en los nombres de las calles, límites geográficos, el crecimiento de las ciudades, etc. Hay que tener en cuenta que la cartografía antigua puede tener errores y a veces la superposición no es exacta. Esta aplicación se puede abrir en Google Earth, Google Maps o bien en la misma web de D. Rumsey
    - Geacron: Secuencia de mapas históricos
    - Mapas Históricos de Europa 
    - Europa después del Congreso de Viena 1815 - 1848 (mapa dinámico que muestra en forma animada los cambios que se produjeron en Europa en esa fecha -en inglés-)
    - Europa después de la Primera Guerra Mundial (otro mapa dinámico, similar al anterior)
    - History Pin es una aplicación que muestra sobre el mapa fotos antiguas de distintos lugares, organizadas en una línea de tiempo. Una web en pleno desarrollo.
    - Topo.ly: esta aplicación permite crear mapas personalizados a partir de una hoja de cálculo. La aplicación es muy sencilla, solo tenemos que crear una hoja de cálculo usando una plantilla de ejemplo. La importación se realiza en pocos segundos, mostrando las direcciones indicadas en un mapa que podremos consultar en cualquier momento dentro de nuestra cuenta Google.Así podemos crear el mapa de los lugares en los que realizamos nuestra búsqueda genealógica.

Pasando Revista - Primeros pasos en genealogía

Pasando Revista - Primeros pasos en genealogía
Estaba dando unas vueltas por la web y se me ocurrió googlear una frase muy conocida: "primeros pasos en genealogía". Así fue como encontré un par de notas en otros blogs, que me parecieron muy interesantes, aquí van:
La lista es más larga; digamos que hay suficiente información, consejos y sugerencias para comenzar una búsqueda genealógica dando vueltas por la web. Algunos de estos posts están orientados a antepasados de origen hispano, y otros se orientan hacia otros orígenes.

A leer!!

3 de Junio: Día del Inmigrante Italiano

El 3 de junio de cada año se celebra en Argentina el Día del Inmigrante Italiano que fuera instituido mediante Ley Nº 24.561/95, en homenaje a Manuel Belgrano, prócer argentino, creador de nuestra bandera y descendiente de italianos.
La fecha constituye un reconocimiento a quienes llegaron desde todas las regiones de Italia, en distintas épocas de la historia nacional, y contribuyeron con sus esfuerzos al engrandecimiento de la Argentina.
No olvidaron su cultura y sus costumbres. Aquí las desarrollaron en sus hijos y la enorme descendencia para que se mantuviese viva la tradición y el afecto a aquella Patria que dejaron en Europa, pero acompañadas de la gratitud eterna a esta nación argentina que le abrió sus puertas y brazos.






NOTA: Palabras de Francisco Minetto, pte. de la Federación de Sociedades Italianas de La Pampa.

Novedades en la base de datos de Ellis Island

En los años '90, cientos de voluntarios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) extrajeron los datos de inmigración de la Isla de Ellis (Nueva York), los que han sido colocados en una base de datos que se puede consultar on-line, en el site www.ellisisland.org. Esta base de datos incluye los casi 25 millones de pasajeros (turistas, inmigrantes, ciudadanos de USA que regresaban a su país, pasajeros en tránsito y miembros de la tripulación) de barcos que llegaron al Puerto de New York en los años 1892-1924.

Recordemos que esta base de datos no solo incluye aquellos pasajeros cuyo destino final eran los Estados Unidos, si no también a los que estaban de paso hacia otros lugares como países de Sur América.

La novedad es que actualmente se están ampliando los registros de Ellis Island para incluir las llegadas a través del Puerto de Nueva York / Ellis Island entre 1925 y 1957. Más de 40 millones de nuevos registros de pasajeros se añadirán a su archivo actual de 25 millones, a través de una asociación con FamilySearch.org, con una fecha de finalización prevista de diciembre de 2014. Como siempre, estos registros a través EllisIsland.org serán de libre acceso y sin ninguna suscripción o cuota. Esta será una interesante adición a los recursos en línea disponibles cuando se complete el proyecto.

Más información sobre registros del ingreso de inmigrantes a USA y la importancia de estos registros para los descendientes de inmigrantes que se radicaron en América del Sur encontrarán en http://www.barcoseinmigrantes.com/ruta.html



Fuentes:
http://www.yourfamilytreemag.co.uk/2014/04/04/over-40-million-new-american-emigrant-records-to-go-online/
http://newyorkfamilyhistory.wordpress.com/tag/ellis-island/

Tips y Consejos para armar tu árbol genealógico

Tips y Consejos para armar tu árbol genealógico
He aquí unos consejitos para esos momentos que dedicamos a nuestro arbolito genealógico, ya sea para tomar datos, guardar documentos, etc. etc. etc.. Esta información fue parte de la web Gen Argentina durante un par de años.

Algunas recomendaciones para anotar datos

Nombres:
Anota primeramente el o los nombres de pila, seguidos por los apel­lidos en letra mayúscula, por ejemplo: José RESTREPO.Los nombres o apellidos poco comunes deben ser subrayados para indicar que los has escrito correctamente.

Fechas:
Anota las fechas en el siguiente or­den: día, mes, año. Los meses pueden ser abreviados, por ejemplo: 6 Sep 1892. Trata de no utilizar números para representar los meses porque esto podría causar errores. Algunas personas escriben primero el día y otras el mes. Tú necesitas ser bien claro a fin de que no haya lugar para malas interpretaciones. Verifica las fechas para asegurarte de que las has anotado correctamente.

Lugares:
Registra los nombres de los lugares en este orden: ciudad, provincia, región, estado, país. Según la división política del país en que investigas.Puedes utilizar abreviaturas comunes (conocidas) para los nombres de provincia y país.Asegúrate de poner comas entre uno y otro nombre.Para indicar que falta una parte del nombre, coloca una coma extra. Ej: Trenel , , Argentina (falta La Pampa)

Documentación:
Anota todas las fuentes de información, usando notas al pie de la página para indicar qué información vino de cuál fuente.

La importancia de citar las fuentes que aportaron la información

Citar fuentes significa consiste en registrar dónde obtuvimos la información de una persona y nos brinda los siguientes beneficios:

- Permite evaluar la fiabilidad de su información. Por ejemplo, un registro original creado apenas ocurrido un evento es probablemente más fiable que una biografía escrita años después de tal evento. Conocer la fuente ayudará a localizar la información que deseamos y verificar otros tipos de registros.

- Provee una historia de las fuentes que hemos examinado. De esa manera, concentraremos los esfuerzos de investigación en fuentes que no se han usado todavía.

- Ayuda a evaluar información conflictiva. Cuando encuentre información conflictiva, tal como dos fechas de nacimiento de la misma persona, podremos usar nuestras fuentes para determinar cuál es la que tiene la información correcta.

- Reconoce el trabajo hecho por otras personas.

Diferenciar entre evidencia directa y evidencia circunstancial


El testimonio de una persona puede ser una fuente de información directa o cir­cunstancial del dato que necesitamos. Si nos provee directamente la información que necesitamos es una evidencia direc­ta. Si la información que nos provee solo nos permite hace deducciones, entonces es una evidencia circunstancial.

Por ejemplo: Sabemos que Santiago Moreno, esposo de Alicia Pérez, nació en o cerca de Godoy Cruz, en la provincia de Mendoza, Arg. En 1865. Deseamos en­contrar a su descendencia. Al buscar en los registros parroquiales de Godoy Cruz, encontramos la siguiente partida:
"El 6 de Junio de 1865 se bautizó a Santiago, hijo de Roberto y Gertrudes Moreno"


Los bautismos usualmente eran registrados por el sacerdote a los pocos días de haber ocurrido el hecho; por lo tanto, el ministro es una fuente principal para saber la fecha de bautismo y el hecho de que el nino se llamaba Santiago. Él también es la fuente principal testificando que Roberto y Ger­trudes Moreno presentaron al niño como hijo de ambos.Ya que se utilizó el registro original de la parroquia y no una copia, son muy pocas las posibilidades de que haya un error.

Existe una evidencia directa de que Santiago Moreno, hijo de Ricardo y Gertrudes fue bautizado el 6 de Junio de 1865. Pero, solo es una evidencia circunstancial de que sea el antepasado que buscamos, solamente porque fue bautizado en la misma época y lugar. Quizá exista otro Santiago Montero nacido en o cerca de Godoy Cruz en 1865.

Uno de los errores más comunes es suponer que la primera persona con el apellido de un antepasado que se encuentra es nuestro antepasado. En este caso la evidencia sería directa si en las anotaciones marginales de la partida se hubiera escrito posteriormente: "contrajo matrimonio con Alicia Pérez en...."

Esta es una evidencia circunstancial que nos dice que este Santiago puede ser el que buscamos. Pero, ¿cómo podemos comprobarlo?.

Hay dos formas de hacerlo: trata de fortalecer la evidencia circunstancial con otras fuentes. Por ejemplo, puedes encontrar el testamento o la sucesión de Roberto Montero en el que se menciona "mi hijo Santiago y su esposa Alicia con sus hijos". También puedes buscar en los censos, allí aparecen los nombres de los integrantes de la familia.Trata de descartar o confirmar que este Santiago es tu antepasado.

Hazte preguntas como las siguientes:
- Falleció este Santiago Montero cuando era niño?
- Hubo otros Santiago Montero que fueron bautizados en esta u otras parroquias cercanas o en otras iglesias en el mismo período?
- Existía otra familia Montero que viviese en el área que podría haber tenido un hijo de nombre Santiago y que no fue registrado en los registros de la parroquia?
Para ello, tendrás que recurrir a otras fuentes documentales, como censos, sucesiones, obituarios de los periódicos locales, etc. Si luego de contestar estas y otras preguntas que puedan surgir no encuentras ninguna evidencia conflictiva, puedes llegar a la conclusión de que este Santiago es tu antepasado.

Aproximar fechas y lugares


Si no has conseguido la fecha de nacimiento de tu antepasado, puedes realizar algunas aproximaciones que te ayudarán en la búsqueda de su partida de nacimiento.

- Busca un documento donde se mencione la edad de la persona ("31 años", por ejemplo), estos datos los puedes encontrar en las partidas de matrimonio y defunción. Puedes utilizar un conjunto de documentos que te permitan reconstruir las fechas de los eventos familiares, y acercarte a una fecha más exacta.

Cuando no encuentras los datos de matrimonio, puedes buscar los datos de nacimiento o bautismo de todos los hijos hasta asegurarte de haberlos encontrado a todos. Luego calculas la fecha de matrimonio restando un año al año de nacimiento del hijo mayor.

Puedes recurrir a un expediente sucesorio para calcular cuando se casaron los hijos nombrados en ellos. En base a estos datos calculas la fecha de nacimiento de los hijos y de los padres y la fecha de matrimonio. Busca un documento de un evento determinado, en el que puedas basarte para el cálculo de la fecha de otros eventos, usando patrones o normas de la vida. Por ejemplo: al tener la fecha de nacimiento, aproximar la fecha de matrimonio usando una edad promedio de 20-25 años que tienen los novios al casarse. Puedes suponer el lugar de nacimiento de una persona en función de otros datos como por ejemplo el lugar de nacimiento de un hermano o el lugar de matrimonio de los padres. Hasta tanto confirmes o rectifiques ese dato, anótalo como probable agregándole la palabra "de", por ejemplo "de Trenel"

Familiarizarse con los estudios antiguos de escritura a mano


Uno de los aspectos más emocionantes y satisfactorios de la investigación genealógica es encontrar al fin el dato que hemos estado buscando. Sin embargo puede ser una experiencia muy frustrante si no puedes leerlo porque la forma de escribir es diferente a la que estás acostumbrado.

Para poder leer muchos de los registros antiguos necesitas familiarizarte con los estilos de escritura utilizados por aquellos que escribían los registros. El estudio de estos estilos de escritura se denomina paleografía.


Cuando tengas que leer un manuscrito difícil o desconocido, sigue las siguientes sugerencias:
No trates de leer todas las palabras al principio. Lee todo el texto, realizando una "lectura global" y copiando todas las palabras que puedes identificar. Para reconocer letras o palabras más difíciles compáralas con las que te son conocidas.
Utilizando las palabras y letras que puedas leer, realiza un alfabeto para el texto o juego de registros. Se cuidadoso, los errores de trascripción pueden cambiar completamente el significado.
Si estás examinando un texto en otro idioma, familiarízate con los meses, días, números, relaciones de parentesco, etc en ese idioma.

A medida que ganes experiencia, te será más fácil leer manuscritos desconocidos.

En la web existe un curso de Paleografía Latino-Hispanoamericana muy inter­esante que puedes consultar, cuando logres avanzar en tus búsquedas.





Cómo hacer una entrevista genealógica?

Cómo hacer una entrevista genealógica?
Algunas sugerencias para el momento en que visitamos a nuestros familiares en búsqueda de información genealógica.

Registrar la información

 Cuando se toman los apuntes, fechar la primera página. Escribir el nombre del entrevistado, el nombre de quien dirige la entrevista, y donde se realiza el encuentro.
Años después, cuando sus nietos encuentran las notas querrán saber estos detalles. Guardar la entrevista en un cuaderno de notas en la sección indicada para esta información o por el nombre familiar para poder encontrarlos al instante.
En caso de querer almacenarlo en una computadora, trasladar las notas a su procesador de textos, entrando en ellos por el nombre de la familia para la recuperación fácil, o al lugar apropiado en su software genealógico.

Fotografías 

Capturan la esencia de un momento en un segundo, y eternizándola para siempre. A veces, los resultados de una investigación de los antecedentes familiares, necesita de la identificación visual de la persona buscada.
La meta de la investigación con fuentes caseras, es organizar y catalogar estas pistas acoplándolas al pasado y, si se tiene un poco de experiencia o suerte, ubicarlas en tiempo y lugar. Si bien es cierto que muchas veces, las pistas pueden ser pocas, lo importante es saber utilizarlas para descubrir la mayor cantidad de datos posibles en tiempo y lugar.

Postales 

Aunque no son tan personales como las fotografías de la familia, las postales son una buena pista para descubrir antecedentes familiares. Las postales pueden mostrar y representar los lugares en donde vivió su familia alguna vez, incluyendo el sitio de donde su familia emigró, la forma en que viajó, etc.
Los mensajes escritos en postales pueden agregar más datos sobre la familia y proporcionar más información sobre la forma de vida de sus antepasados.

Qué y cómo preguntar 

Es fundamental preguntar por las personalidades y las apariencias físicas de sus antepasados. Averiguar si eran de buen corazón, callados o bulliciosos, su apariencia física detallada, y no sólo cuando y donde nacieron.
Si se habla de una mujer averiguar el apellido de soltera, e indagar sobre la historia familiar antes del casamiento. Las preguntas ayudan a la familia a recordar, y esto es aún más importante en el caso de las personas mayores que pueden confundir la historia real con alguna imagen que haya quedado en su recuerdo.
Puede pasar que los recuerdos no vengan a la mente con rapidez, en esos casos es mejor no presionar sobre la respuesta, sino cambiar el tema y dejar que la respuesta salga por una sucesión de recuerdos diferentes.
Muy pocas veces se consigue toda la información en un solo día, en general los intervalos son fuente de descanso para la mente y una vía para recapitular con claridad.
Sin embargo, muchas veces el “no lo recuerdo” puede ser una cortina que el consultado ha impuesto para no traer al presente hechos que quizás en su época fueron vergonzantes. No es bueno presionar sobre eso, sobre todo porque el “gran secreto” puede tratarse solo de un casamiento hace cien años que poco significa para la historia en si y que puede trabar la fluidez en el dialogo posterior.
Asegurar simplemente que lo que se quiere saber de su familia es por el interés sobre sus raíces. Estos obstáculos pueden retardar una búsqueda, pero conseguir la información puede ser crucial para el éxito.
Puede ser que la persona averiguada se haya casado por segunda vez y esto complique la búsqueda de su lápida. Sea paciente. Haga las mismas preguntas a varios parientes; es probable que usted consiga la información deseada a tiempo, aunque es difícil obtener siempre los detalles enteros de la familia.

¿Será cierto?

 Otra variante para la recopilación de datos es la investigación en los periódicos locales. Y en el caso de charlar con conocidos o personas cercanas, es imprescindible tener en cuenta la tergiversación que se genera con el “boca a boca”. Tratar de chequear la información hasta estar seguro de su certeza.
Todas las tradiciones familiares deben anotarse cuidadosamente, y aceptar el relato pacientemente como el genealogista. No ridiculizar las tradiciones familiares, incluso cuando se sospecha que ellas son falsos. Y por sobre todas las cosas respetar los sentimientos de aquellos que los creen. Luego, si es necesario, puede corregirlos diplomáticamente cuando tenga mayor evidencia.

¿Sobre quién averiguo? 

También es necesario indagar no sólo de mamá y papá, sino de todos: las tías, tíos, los primos, y sobre todo todos los parientes más viejos. Apuntar todas las respuestas totalmente. No confrontar opiniones si se sabe que la información es incorrecta. Los recuerdos pueden ser defectuosos, y la edad podría ser un factor.
El propósito de las preguntas es darle un punto del principio para la búsqueda. Se necesita saber los nombres de aquellos que usted está buscando, alguna idea de fechas para que saber qué archivos investigar, y si es posible, las situaciones en que ellos vivieron.
Se recomienda hacer muchas preguntas previamente apuntadas en una lista. Algunas de ellas podrían ser: el nombre del abuelo, ¿El apodo? ¿Cuándo y dónde nació?, el nombre de su padre, el apellido de soltera de su madre, ¿El abuelo tenía hermanos y hermanas? ¿Cuál fueron sus nombres? ¿Cuándo y donde nacieron? ¿Dónde vivieron? ¿Ellos siempre vivieron allí? ¿Dónde podrían haber vivido el resto de ellos ? ¿Los nombres de las tías y tíos del Abuelo?
¿A quien se parecía el abuelo? ¿Tiene alguna fotografía de él? ¿Qué hacia el abuelo para ganarse la vida? ¿Dónde está enterrado? ¿Hay una lápida? ¿El abuelo alguna vez sirvió en el ejército? ¿A qué iglesia o congregación asistía? ¿Tenía un comercio? ¿Una afición?

Las respuestas lo llevarán a más preguntas y a los archivos de sus antepasados. Hasta que usted no sepa fechas aproximadas y situaciones, no habrá ninguna huella por seguir.

El costo de una búsqueda genealógica Estos elementos impensados, pueden ser:
1. Que su antepasado sea hijo extramatrimonial
2. Alguna conexión familiar con la que usted no contó.
3. La aparición de hermanos, de los que desconocía la existencia.
4. Que su antepasado se haya casado más de una vez.
5. Que su antepasado haya emigrado.
6. Un inesperado estatus de nobleza.
7. La falta de documentos de parentesco, que hacen imposible continuar con la investigación.
Estos son sólo algunos de los muchos puntos por los cuales una investigación puede tomar, eventualmente, un recorrido muy distinto del previsto originalmente. Sin embargo, también habrá otros factores, muy comunes en cualquier investigación genealógica, que podrán obstaculizar el proceso.

Esta nota proviene de un blog que hace años no está en línea y formaba parte de los contenidos de la web Gen Argentina, que ya no está en línea. El link de aquel blog era:
http://elperiodicodeecyrano.blogspot.com/search/label/genealog%C3%ADa